NUESTRO "DÍA DE ANDALUCÍA" -2014-

domingo, 2 de marzo de 2014


Para el acto de conmemoración y celebración del Día de Andalucía, de este año 2014, hemos elegido la canción de Manolo Escobar, titulada: “yo soy un hombre del campo”.

A Manolo Escobar, le elegimos por ser almeriense, y por tanto andaluz, y español; y su canción, porque centra la importancia de las personas en sus valores esenciales y no en los ropajes y apariencias.

Manolo Escobar enlaza con los trovadores del pueblo llano;  sabe cantar los sentimientos humanos, básicos y sencillos, comunes a todas las personas, sin distinción. Canta la franqueza, el valor, el amor y no diferencia ni discrimina en función del dinero, del nivel cultural, social o profesional. DISTINTOS PERO NO DIFERENTES, SOMOS CONSCIENTES DE ELLO.

Su misma vida es un ejemplo. De las Norias de Daza, Almería, emigra junto a su familia a Badalona. El viaje no lo hará por tierra sino en barco, y hasta la cabra la llevaron encima. Junto a sus hermanos, empezaron a trabajar en la construcción y de ahí para adelante. De este modo es ejemplo de arrojo, emprendimiento, riesgo, superación, esfuerzo, e inteligencia, para gestionar y administrar ese don genuino y peculiar, supo encontrar en él su potencial capacidad natural y la trabajó, nadie le regaló ni le subsidió nada, aunque sí la colaboración y el denuedo fueron enlazados para beneficio de sus más allegados. SI ÉL PUDO TAMBIÉN NOSOTROS.


Este es el hecho que hoy queremos celebrar, no como mirada al pasado, sino al futuro. Cuando cantamos una Andalucía libre, nos sentimos con la esperanza y la energía de superar la adversidad… cuando cantamos, recordando a nuestro testigo y estandarte, Manolo Escobar, no os fijéis en “lo bien que lo hagamos” sino en el esfuerzo por hacerlo cada día un poco mejor.

A todos vosotros,   OS LA DEDICAMOS. ¡GRACIAS! 
escúchanos a continuación: 



1 comentarios:

Rafael Parejo Herrera dijo...

Esta letra de plante, de reto..."si me buscas, me encuentras" me recuerda al "Café de Chinitas de F. Gª Lorca, también en ella se palpa la chulería de los protagonistas..."soy más ... que tú...". Aunque separado por el tiempo, por el estilo, incluso por el espacio, fluyen los mismos sentimientos, sintonizan los veneros, sus orígenes y las fuentes.

Publicar un comentario