detrás de las verdades, también se esconden mentiras.

viernes, 28 de abril de 2017




Reflexión tras la 
"celebración de la semana del libro"...

y recopilando la configuración de este recurso a lo largo de la historia, observamos por sus vestigios y usos que, la escritura pretendía "controlar" las mentes. Y por controlar, se le atribuyó-asoció con el mismo ser divino. De este modo, se lograba transmitir que la "palabra" -este invento humano- era, revelada y obra del mismo Dios. De aquí, se demostrara y articulara una secuencia mental muy peligrosa:

De la palabra a la idea;
de la idea a la creencia;
de la creencia, al dogma.

Alcanzándose la instauración de un poder jerarquizado taxonómicamente que refleja una estructuración mental y social sobre la población.

Pero este "artificio" resulta ser un "ídolo" más, una deificación de una cosa más de las generadas por la sociedad y cultura en un momento y circunstancia socioeconómica. EL LIBRO Y SU CONTENIDO, NO DEJA DE SER FICCIÓN Y PROYECCIÓN DE NECESIDADES QUE SATISFACER PARA CALMAR-SACIAR UNA ANGUSTIA GENERADA POR LA IGNORANCIA O LA COBARDÍA...

Hoy, el cine, la televisión, y sus contenidos cumplen aquella función que antes saciaban los rezos y textos escritos... sedando, cuales mantras mentales, la angustia que el humano siente de sí mismo, y de la que no sabemos-podemos liberarnos... de esta dependencia de oír palabras o ruidos reiterados... demostrándose que las mentes piden ser controladas (sometidas) y paradójicamente, aunque muchos se rebelan, vuelven a sumergirse en otros discursos escritos...

Y así, la escritura y la inherente lectura de los libros, resultan convertirse en sustancia que genera dependencia... Además, pocos digieren lo que leen. Muchos, convulsivamente, consumen... porque es nuestro propio cerebro el que necesita, como enzima, hormona o neurotransmisor de su presencia y acción...

ASÍ PUES, CUIDÉMONOS DE SU CONSUMO, Y MÁS DE SU "ADULTERACIÓN", a veces, detrás de las verdades, también se esconden mentiras. 

Andalucía, un pueblo de pueblos.

martes, 21 de febrero de 2017





Andalucía es un solar en la península meridional del poniente europeo que a lo largo de los tiempos ha servido de hogar a muchos pueblos, de tal manera que, por sedimentación, maceración y maduración de “genes mitocondriales”, hemos venido fermentando y generando una identidad genuina y propia. Y por ello que nuestra Andalucía se enclave en un territorio eruptivo en cuanto al amasado de culturas.

Aceptando que las delimitaciones oro-topográficas marquen “definiciones diferenciales” entre unos pueblos y otros, lo cierto es que la proximidad siempre propiciara la vecindad, y como vecinos, unas veces bien allegados y otras enemistados, pero siempre participes de una común historia.

Y así de siempre, desde el prototiempo de los IBEROS y su rio Iber, -topónimo del rio Ebro- y a éstos merodearan los CELTAS, unos por unas zonas y otros por otras y la intermedia, pues el roce hace el cariño, dando paso a la fusión, los Celtíberos.

Años así, cuando incursionaran LOS FENICIOS o filisteos, que por pagar impuestos al imperio persa, comerciaban por el Mediterráneo, y aquí vinieran desde su Medio Oriente a hacernos trueques y tratos, y tratándonos acabamos.

De aquellos, sus primos de CARTAGO, y tras éstos, allá que nos vinieran las Legiones de ROMA, por el 219 antes de la era, desembarcando Escipión en Tarraco. Y al final, tras varias gestas de valor probado, asediada Numancia, sitiada Sagunto, rendida Cartago Nova, tras mucha sangre vertida y dolor padecido terminamos siendo colonia y provincia romana.

Con Roma, no sólo romanos, que los que más vinieran para quedarse eran enrolados legionarios de todos los confines del Orbe entonces conocible. Buena amalgama tenemos y aún apenas iniciados…    

Por la razón que fuera, el sur estaba más “urbanizado”, y en Cádiz se situaran los Gálvos, a Itálica y Corduba otros pretores y cónsules se asentaron, y a esta zona, Bética denominaron dentro de la Hispania, ya Ulterior y Citerior… y a su estilo y antojo crearan Caesarea y Emérita Augustas -Zaragoza y Mérida-… y otros muchos asentamientos y poblaciones según conveniencias para acomodo de residencia.

Cuando los romanos se aburrieron otros al lugar vinieron. ¡Ojo!, llegaron porque otros por detrás empujaron… Bueno, y así aparecieran los bárbaros que no eran otros que germanos [los mismos de “made in germany”]: suevos, visigodos, alanos y vándalos… Y la parcela peninsular se repartió de nuevo para los jefes, que la población se entremezclaba y para adelante tiraba [Curioso resulta …los filólogos cuentan que de aquí nos vienen esas /rr/ fonéticamente tan vibrantes]. Como los Suevos la zona Gallega eligieron y los visigodos la parte de las mesetas, los alanos y vándalos al sur se vinieron y a ambas partes del estrecho se quedaron… de aquí, que ya a sus tierras dieran nombre de Vandalucía.

 Con política de mestizaje y vasallaje se va configurando nuestra tierra y por trifulcas de ambiciones y desacuerdos, rencillas y traiciones dentro del reino visigodo, aprovecharan los árabes -pues de Arabia venían los jefes en expansión santa-, para invadirnos -una vez más- con tropas mercenarias norteafricana y así acceder a este plantel de rosas.

Era el 711, vinieron todos los hijos del desierto que quisieron, y en el Al-Ándalus creyeron encontrar el propio paraíso prometido. Al Betis, de la romana Bética, su nombre cambiaron, ahora será gran rio y por ello, Guad-al-Quivir llamaran.

Unos 781 años los del Magreb gobernaron partes, que no todas, y lo mismo que “llegaron”, acabaron… Pero no acabaron, que en los muchos apellidos, por vestigio, se confirma su presencia… Desaparecerán “sus jefes” pero las gentes permanecen… y ¡vaya si permanecemos!, y sus palabras, sus costumbres, sus gustos, haceres y quehaceres ya en el arte de la agricultura, de la cocina, de la alfarería, la joyería, la taracea, la misma construcción y modos de urbanizar, también en el mismo cante, hondo y jondo…  y en nuestra idiosincrasia y psicología.

La reconquista cristiana será una lacra muy dañina para la identidad andaluza pues impondrá el latifundio, al tomarse la tierra conquistada como regalía, creando en la población ocupada y ocupadora una mano de obra barata y servil, casi esclava, y será esta organización social la base de una injusticia y de la injusticia la rebeldía…   

En manos de señores estaremos sujetos a la tierra -status de siervos de la gleba, como en el medievo- hasta que ya en el siglo XIX, se empieza a ver las cosas de otros modos, probablemente por esas ideas liberales fraguadas en el XVIII y zarandeadas entre las Cortes de Cádiz y la frustración de esa monarquía absolutista… El hecho es que en las costas andaluzas vienen a asentarse grupos ingleses, holandeses y franceses, también italianos, que copan un tejido social en las capitales, Huelva y sus minas, el comercio de vinos y otros productos de la tierra e indianos, de Cádiz, Málaga y Sevilla…

No vamos a olvidar aquella rebelión nobiliaria que intentara fragmenta el Reino, más bien feudo, de las Españas, allá por el año 1641 cuando el IX Duque de Medina-Sidonia desafiara a su primo Felipe IV contando con supuesta ayuda de Portugal, Holanda y Francia, pero que, buscando Portugal su libertad propia, dejó al Duque sin auxilio, yendo éste a parar a la cárcel, y pagando las costas…   Grande era el feudo ducal que alcanzaba hasta el sur de Valencia, según se custodian legajos en la Casa Ducal en Sanlúcar, donde se registran pleitos de este extenso territorio en esta corte resueltos.

En este ambiente surge en los comienzos del XX la obra y lucha de Blas Infante, reivindicando desde una visión “nacionalista” la reestructuración de la sociedad andaluza, lo que implicaba la reforma agrícola y la inherente consecuencia del reparto de tierras para mejor explotarlas y resolver la endémica pobreza y “abulia” de una abundante mano de obra asentada en grandes poblaciones muchas veces chantajeada y condenada a jornales como limosna a su sumisión…

Aún se sigue padeciendo estas secuelas… y de ahí la constante y presente emigración, que ya es costumbre…  hoy el Partido Socialista “Andaluz”, al igual que el Partido Popular “Andaluz” han engullido este sentimiento de unidad e igualdad, anonadando las fuerzas de este sentir. La institucionalización “política” ha elaborado una macedonia de fuerzas anodinas, haciendo que ninguna fruta sepa al sabor de su pulpa…   ¡Y en éstas andamos!    

¡Por conmemorar, conmemoramos!, pero, ¿qué exaltamos?


Aprendiendo (y prendiendo, los retales de la vida)

domingo, 5 de febrero de 2017



Aprendiendo ...

Una cosa es lo que digan los libros…  y otra, andar paseando por la calle y toparme con este “documento histórico”, y cual incunable verlo como el mismo oro, y valorándolo, dorándolo y adorándolo…





Todo, a punto de que unas máquinas demuelan y desmonten este terreno para cimentar la obra licitada por urbanizar. Total, unos metros cuadrados más…   Pues sí, por ver, constatar su fin en aras, víctima, del progreso.

http://www.dipalme.org/Servicios/Anexos/Anexos.nsf/E17005A8B38E2A61C125756E0045DAA2/$file/Cap_2_Resumen_descriptivo.pdf Consultada la web, comprobamos que nuestros fósiles corresponden a la era secundaria o mesozoica… (http://fosileros.blogspot.com.es/p/bivalvos.html) resultan ser bivalvos de la variedad inequivalvas… (no pretendo ser extremadamente certero en la “variedad” sino en el hecho de constituir vestigios de este periodo, por hallarse en la falda próxima al Hospital, en el paraje sur de Torre Cárdenas, de Almería a unos 120 metros sobre nivel mar*) (*https://es.wikipedia.org/wiki/Almer%C3%ADa)





Y aquí ellas, cuales “Venus” en su isla de Milo, tan sólo que las fraguara la vida en el mar, y ahora se nos revelan exaltadas sobre nuestra tierra, en la ladera, en la linde de la calle “Hermanos Siret”, a los pies del recinto hospitalario.

Parte de nuestra “provincia” -la zona más suroriental- resulta ser idiosincráticamente la más volcánica y a la vez la más “tectónica” por cuanto que en su emerger empuja a las Sierras de los Filabres y Sierra Nevada. Su orografía es brusca con numerosas elevaciones y depresiones, por su juventud, su tectónica plástica se asemeja a cuando al doblar un papel, sus pliegues se contornean con sus ángulos ariscos y bien delimitados…  

Total, hace unos 12 millones de años que se formara este territorio… sumergido en su mayor totalidad entre la península y el norte de África… en el que la isla de Alborán es señuelo… Este territorio constituye la región volcánica más extensa de la península ibérica Y LA MAS AMPLIA DE LAS EMERGIDAS DURANTE EL PERIODO TERCIARIO, y nuestros bivalvos objeto de estudio, son propios de la era secundaria o mesozoica como se demuestra …

En fin, de una casualidad, una oportunidad para reconsiderar nuestra “historia” geográfica local. 



 aprender para saber, y saber para valorar